05/08/2021 marca

Consejos para evitar hongos e infecciones en los pies este verano

Consejos para evitar hongos e infecciones en los pies este verano
En verano suelen producirse mayores afecciones en los pies debido a las altas temperaturas, el aumento de la humedad y la exposición de la piel a ambientes peligrosos como piscinas públicas y duchas o vestuarios comunitarios.

En este post, te daremos algunos consejos para evitar los temidos y molestos hongos en los pies y otras infecciones este verano.

Pie de atleta, una de las patologías más comunes durante el verano

Los hongos es una de las patologías más comunes en los pies, y suelen desarrollarse en mayor medida durante los meses de verano. La más conocida es la tinea pedi, comúnmente conocida también por el nombre coloquial de “pie de atleta”, ya que frecuentemente los deportistas presentan una mayor probabilidad de contagio.

Hablamos de una infección micótica producida por hongos dermatofitos que afecta principalmente a los pliegues interdigitales, la planta y los bordes del pie.

Principalmente, se contrae comúnmente en duchas públicas y piscinas comunitarias.

También es común contraer la tinea unguium u onicomicosis, producida también por dermatofitos, y menos frecuentemente por levaduras y mohos.

La onicomicosis afecta principalmente a las uñas de los pies, más frecuentemente a la uña del dedo gordo, aunque también puede afectar a las uñas de las manos.

Esta afección presenta unas uñas engrosadas, cambio de color blanco a amarillo amarronado, uñas frágiles, descamadas o irregulares, con forma anormal y un olor ligeramente desagradable. Además, las uñas pueden presentar un color oscuro, provocado por la acumulación de los residuos debajo de la uña.

Consejos para evitar el desarrollo de hongos durante los meses de verano

Por suerte, podemos tomar algunas precauciones para evitar la infección por hongos en los pies. Toma nota:

1.  Mantén tus pies limpios y secos


Aunque es verano y haga calor, en muchas ocasiones seguimos usando zapatos y calcetines cerrados para trabajar o durante la práctica de algún deporte. Para combatir el exceso de sudoración, es recomendable elegir un calzado que permita la transpiración y el uso de calcetines confeccionados con materiales naturales, como los calcetines Muvu elaborados con la tecnología textil Regenactiv, compuesta por un hilado de viscosa CH aditivada con quitina entrelazado con un segundo hilado de poliamida ionizada con plata.

El uso materiales sintéticos en los calcetines a menudo aumentan el sudor, creando el ambiente perfecto para las infecciones por hongos. Gracias a la combinación de hilados de la tecnología Regenactiv, con una alta actividad antibacteriana y antifúngica, los calcetines Muvu son los gran aliados para combatir los principales causantes del mal olor y las infecciones por hongos.

Además, recuerda cambiar de calcetines todos los días y mantén una buena higiene. Prestando atención a los pies al bañarse o al ducharse y secarse muy bien entre los dedos de los pies.

2.  Evita caminar descalzo en las duchas o piscinas públicas


Cuando te bañes en el gimnasio, en un camping público con baños compartidos o en la piscina pública más cercana, siempre hay que llevar unas chanclas antideslizantes. Los ambientes húmedos son los mayores culpables cuando se trata de diseminar infecciones por hongos.

3.  No cubras una infección existente con esmalte de uñas


Si sospechas o ya tienes una infección por hongos en las uñas de los pies, no debes tapar o cubrir las uñas afectadas con esmalte de uñas, ya que corta el oxígeno y sella la infección. Cubrir e ignorar la infección solo llevará a problemas más graves más adelante.

Además, el hongo puede seguir viviendo en las cerdas del esmalte de uñas, contaminando el producto, causando una nueva infección o propagando la infección si compartes el esmalte de uñas con otra persona.

4.  No compartas cortaúñas, limas, calcetines o zapatos


Como hemos mencionado anteriormente, los hongos pueden seguir viviendo en la superficie de los objetos, causando nuevas infecciones al entrar en contacto con la piel.

5.  Acude a tu podólogo de confianza y Asegúrate de que sea un hongo


Es importante consultar a un podólogo para determinar si es una infección por hongos y no una condición de la piel como el eccema o la psoriasis. Si continúas usando el tratamiento incorrecto, el problema persistirá.

6.  acudir a salones de belleza de confianza para las pedicuras


Durante los meses de verano queremos lucir nuestros pies y uñas perfectas, motivo que multiplica la visita a los centros de estética para realizarse la pedicura. Debemos de huir de precios extrañamente baratos y de centros sin las licencias necesarias.

7.  Deja que tus zapatos se ventilen adecuadamente


Tras la jornada de trabajo o entrenamiento, no encierres las zapatillas en el zapatero o en el armario. Déjalas en un lugar adecuado para que se ventilen, como en la terraza, balcón o ventana, para evitar que la combinación de sudor y calor cree un estupendo caldo de cultivo para hongos y bacterias.
0
    0
    Tu carrito
    Vaciar cestaVolver a la tienda