MUVU y el reto de 1000Km en menos de un mes

MUVU y el reto de 1000Km en menos de un mes
Jordi San Ruperto es un atleta de Ontinyent (Valencia) que se preparó muy duro para realizar en julio de 2017 un reto solidario de 1000 Kilómetros en 25 días de carrera a pie. En su fase de preparación realizó una media de 80Km de carrera a pie a la semana para poner apunto a su cuerpo y mentre de cara al reto.

Para recuperar sus pies (castigados por la elevada fricción característica del terreno donde entrena y por el acumulado de Kms) y poder mantener el nivel de entrenamientos planteado, utilizó el modelo MUVU Siros, para garantizar una recuperación óptima.

Según contaba el propio atleta: "Los pies sufren en el terreno pedregoso donde vivo y entreno, ya que la fricción en este terreno es enorme, no me puedo permitir no cumplir con el volumen de kilómetros semanales, así que estar en perfectas condiciones es un requisito indispensable".

Para ello, un simple gesto como ponerse un calcetín es un aliado que no falla: "Al acabar cada entrenamiento, recupero con los calcetines Siros, un modelo que me gusta especialmente por su caña baja, para poder llevar con el calzado deportivo o simplemente para recuperar mientras duermo", explicaba el corredor.

El reto deportivo

Hoy se cumple un año del reto, llamado GR7 por la epilepsia cque consistió en un trayecto a pie de 934Km y 35.000 m D+ por el sendero internacional GR7 desde Andorra a Ontinyent (Valencia).

 El fin solidario

GR7 por la epilepsia fue una iniciativa deportiva con un fin solidario: recaudar fondos para desarrollar una aplicación informática con la que monitorizar el ejercicio que realizan los niños con epilepsia.

Detrás de esta relación entre deporte y epilepsia hay un estudio entre la Universidad de Murcia y el neuropediatra valenciano Salvador Ibáñez que aborda la efectividad del ejercicio físico como terapia combinada en niños y adolescentes con Epilepsia de difícil control.